Una regulación emborronada con tinta diluída

Cuando algo no se hace bien desde el principio rara vez tiende a mejorar con el paso del tiempo. Todo lo contrario. Su tendencia es a enmarañarse más y más para acabar resultando un claro perjuicio. El borrador para la regulación de productos homeopáticos aprobado este 24 de abril en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y publicado finalmente como Orden Ministerial en el BOE el 28 de abril en España sigue ese camino

Antes de entrar en la evaluación de la Orden Ministerial, recordamos lo que han sido los últimos casi 35 años (que se dice pronto) de este despropósito recapitulamos lo más importante (y que ya tratamos con amplitud en los artículos “Un país y la homeopatía” y “Disposición transitoria sexta”):

– La Ley del Medicamento española de 1990, en su artículo 54, establecía que los productos homeopáticos debían seguir el mismo régimen que todos los medicamentos. Por tanto, para su registro debían pasar los controles, acreditación de efecto terapéutico alegado, constatación y declaración de efectos secundarios, etc. de estos. La realidad es que los productos estaban en el mercado “por libre” y sin registro ni autorización.

Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento. Artículo 54

Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento. Artículo 54

– Esta Ley 25/1990 tuvo que adaptarse a las directrices de la directiva europea 92/73/CEE. Entre los puntos a modificar estaba la regulación de los productos homeopáticos y los requisitos para la autorización de su venta.
– La adaptación de ellos se realizó en el Real Decreto 2208/1994 “por el que se regula los medicamentos homeopáticos de uso humano de fabricación industrial”. Recogía la obligatoriedad del registro de los productos para su puesta en el mercado, ya fuese con mención terapéutica (debía demostrarla) o sin ella (en cuyo caso debía llevar en su etiquetado la mención “medicamento homeopático «sin indicaciones terapéuticas aprobadas»“). También destaca cuál es la dilución para poder considerarse homeopático (“superior a 1/10.000 [2CH o 4DH] y nunca más de la centésima parte de la dosis más baja que eventualmente se emplee en medicina alopática de aquellos principios activos cuya presencia en un medicamento alopático implique la obligatoriedad de presentar receta médica).
– Los productos disponibles en el mercado con anterioridad debían obligatoriamente registrarse según lo indicado en este Real Decreto y para ello se estableció un sistema de solicitud de registro obligatorio por el que, a partir de 29/05/1995 todos los comercializados (por fabricantes previamente autorizados) debían contar con la autorización, mostrar su número de registro y haber pagado las tasas correspondientes (y, obviamente, seguir pagándolas mientras estuviesen en el mercado).

Publicidad homeopática en La Vanguardia (16/11/1992)

Publicidad homeopática en La Vanguardia (16/11/1992)

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (No Ratings Yet)

Adiós homeopatía, adiós (II)

El derrumbe de la pseudociencia homeopática en España sigue y afecta también a los colegios oficiales, pese a que algunos de ellos se mantienen en su apoyo a esta práctica carente de apoyo en evidencias.

Pulsar aquí para acceder al primer artículo de esta serie.

Si el pasado 1 de marzo la Universitat de Barcelona (UB) confirmaba la cancelación de su “máster” en “homeopatía”, horas después era el Colegio de Médicos de Barcelona el que confirmaba (el 03/03/2016) la cancelación de todos sus cursos sobre “homeopatía”. Su presidente ya había anunciado la supresión del “introductorio a la homeopatía“:

Los motivos esgrimidos por el sr. Jaume Padròs (presidente del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona) son incoherentes con el mantenimiento (y sus porqués) de la sección de esta pseudociencia en dicho colegio. Pseudociencia que además se ha dedicado a dejar claro (por si no lo estaba ya) que apoya.

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (No Ratings Yet)

Un país y la homeopatía

En este extenso artículo no vamos a entrar (quizás ya no lo volvamos a hacer) en la efectividad de la homeopatía. Es un tema ya tratado suficientemente, dejando constancia de la ausencia de pruebas de su efectividad más allá del efecto placebo. Vamos a hablar de su situación en un país donde se puede encontrar en casi todas sus farmacias de una forma un tanto peculiar. Tanto que las conclusiones serán sorprendentes para muchos que tienen por asumidos algunos datos. Pero mejor empecemos por poner en un contexto nuestra argumentación.

Contexto: situación actual en España

Con alrededor de 46,5 millones de habitantes, la población activa ronda la mitad de estos (23 millones). La tasa de desempleo es del 23,7% (datos EPA 4º Trimestre 2004) Es decir, casi 1 de cada 4 personas está sin trabajo, con especial incidencia en los menores de 25 años (51,7%) Del total de parados la mitad lo está desde hace más de un año. Para hacernos una idea de la magnitud de este problema en la Unión Europea solo hay un parecido: Grecia. Con una importante diferencia: su población activa es de 5 millones de personas (de sus 11 millones de habitantes). La tasa media de desempleo (a la que contribuye enormemente en lo negativo España) en la U.E. está en el 11,2%.

qmph-pais-homeopatia--burbujas

Las burbujas antes o después terminan por explotar,

A partir del año 2000 comenzó una época crítica de crecimiento. Sin embargo, a finales de 2007 y ya con claridad en 2008 se pasó por varios motivos (la mayoría errores en la política financiera de países y entidades bancarias) a una crisis negativa grave donde, p.ej.,  el Producto Interior Bruto (PIB) de 2012 fue más de un 15% menor que el de 2008.

Si para que las cosas marchen con normalidad en un país su Producto Interior Bruto (PIB) debe crecer todos los años (1,5-2%) un descenso tan acusado es una maquinaria de destrucción que notan sobre todo las capas más desfavorecidas de la sociedad en una marcha imparable que a día de hoy no se ha detenido (su efecto va un paso detrás de la publicación de  cifras macroeconómicas)

Un país con los piés de barro

Se demostró que la economía del país tenía (y tiene) los pies de barro. Donde la construcción y el turismo habían sido motores de crecimiento la crisis, la explosión de la burbuja inmobiliaria y el descenso del turismo local y foráneo fueron un puñal.

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (No Ratings Yet)

Convocatoria #NoSinEvidencia: sobredosis homeopática, 12 julio

qmph-convocatoria-nosinevidencia-logo

Fernando Frías (que además fue de quién partió esta iniciativa), autor de “La lista de la vergüenza” y yo (que recogí el guante) llevamos un tiempo preparando esta convocatoria para realizar lo que coloquialmente llamamos un “suicidio homeopático”.

La reivindicación es clara: nos oponemos a la consideración y regulación como medicamento de los productos homeopáticos por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y su AEMPS ya que dichos productos carecen de eficacia comprobada. La salud pública no es un juego.

Para ello, algunos entornos ya habeis tenido constancia, otros la habeis recibido de forma individual, y ahora sumamos el apoyo de varias organizaciones (a las que esperamos se incorporen más) que nos van a ayudar a tener mayor poder de convocatoria:
#Nosinevidencia, Círculo Escéptico, ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia, Naukas.com, Hablando de Ciencia.

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (No Ratings Yet)