Disposición transitoria sexta

¿Os imagináis que un diputado proclamase desde su escaño en el Congreso que la soberanía de España reside solo en aquellos que llevan gafas porque lo dice el artículo primero de la Constitución Española? Seguro que no porque es una mentira demasiado obvia. Pues algo así ocurre con el uso que hacen algunas personas de la disposición transitoria sexta del Real Decreto 1345/2007.

En un burdo intento de justificar la comercialización fuera de la regulación vigente y ante lo obvio que resulta que, a día de hoy, tan solo 5 productos homeopáticos tengan autorización para estar en el mercado algunos miembros de la comunidad homeopática hacen su propia versión de este punto concreto de esa regla mientras siguen sin reprobar que se vulnere de forma sistemática buena parte del resto de su encunciado de la norma.

qmph-blog--disposicion-transitoria-sexta--stodal

El jarabe Stodal se anuncia como «medicamento homeopático» pese a que por su composición no lo es. Y publicita indicaciones terapéuticas pese a no estar autorizado a ello.

La regulación de los productos homeopáticos en España tiene como máxima protagonista a esta norma jurídica con rango de reglamento que, en conjunto, «regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente». Así lo expliqué con profundidad en el artículo «Un país y la homeopatía» donde también expliqué los plazos que hacían que, a día de hoy, el grueso de la homeopatía en España anduviera por terrenos lejanos a la legislación.

Para este artículo voy a considerar cierta una premisa a la que aluden los miembros del sector homeópata: la existencia de 19.000 productos autorizados al amparo de una disposición del Real Decreto 2208/1994:

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Avionetas plateadas

El pasado domingo (06/12/2016) el canal 24 Horas de RTVE emitió el reportaje «Expediente Avionetas» del programa Repor TVE. El reportaje lo firman Tere Borque y Toni Mateo, con la edición de Antoni Tomàs. En vista del lamentable apoyo a la conspiranoia de las ondas que este programa realizó a finales de octubre decidí ver el espacio porque, además, se trata de un tema que conozco bien y es un rumor habitual en la zona donde vivo: la cada vez más desértica Murcia.

Por el avance del programa ya se intuía que incluiría la mala costumbre de dar igual rango a certezas comprobadas que a rumores infundados aunque en este caso fue más allá.

qmph-blog-avionetas-plateadas-previo-repor

La nota que anuncia al programa no está equilibrada precisamente…

Tras la introducción presentaron a un grupo de agricultores de una de las zonas menos favorecidas por precipitaciones en la Región de Murcia que, ante la sequía que padecen, ha tenido que arrancar sus almendros (aunque mantienen los olivos). Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (2 votes, average: 5,00 out of 5)

Adiós homeopatía, adiós (III)

Hace unos meses comenzamos esta serie de artículos de despedida de la «homeopatía» en vista de su rápida caída propiciada, en especial, por la pésima gestión de las situaciones que se van produciendo por parte de sus defensores, forofos y fabricantes (entre los que también encontramos forofos fabricantes). Recordamos : primer y segundo artículos de esta serie.

Pudimos constatar la cancelación y abandono de másters y cursos sobre «homeopatía» por parte de universidades, colegios oficiales médicos, etc. También las enormes contradicciones y falsedades que presentan las afirmaciones de los defensores de esta pseudociencia. Y vimos situaciones esperpénticas como la rueda de prensa de Valerie Poinsot (Directora General Delegada de Boiron).

qmph-blog-adios-homeopatia-3-jon-alvarez-humor-grafico

Humor, por Jon Álvarez (@JonAU60)

Casi hemos dicho adiós al otoño y es momento de repasar lo sucedido desde el último artículo. Les adelanto: sigue la caída libre de la homeopatía.

Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (2 votes, average: 3,00 out of 5)

Querido Josep Pàmies:

Querido Josep Pàmies: Ayer vi la entrada de Facebook que has titulado «¿Podemos mejorar la relación con los científicos críticos con la divulgación y práctica de la medicina natural?» (la cual reproduzco al final de este artículo de forma íntegra). Dado que tienes vetados mis comentarios en tus medios opto por responderte a través de esta carta abierta para que además, de forma transparente, quien lo desee pueda leerla también.

qmph-blog-querido-pamies-josep-pmaies-fbMás o menos sabes quién soy pero te lo recuerdo, por si acaso. Mi nombre es Isidoro Martínez. En enero de 2014 comencé, por mi cuenta y riesgo, este proyecto llamado «¿Qué mal puede hacer?» con la intención de ayudar a prevenir los problemas que causan prácticas que, pese a afirmar que son válidas, carecen de demostración alguna de efectividad.

Mis estudios de formación profesional en informática no han servido de mucho para ello (quizás sí para enseguida manejarme bien con las webs y las redes sociales) pero sí mi esfuerzo constante. En este sentido y respecto a temas sanitarios ambos tenemos la misma formación sanitaria reglada: ninguna.

Con una diferencia capital: nunca hago recomendaciones de tratamientos. Eso no me corresponde a mí, ni por conocimientos ni por cualificación, sino a un profesional colegiado. Considero que sería llevar a cabo un acto de intrusismo en las profesiones sanitarias que (como debes saber) están perfectamente reguladas en nuestro país. Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (7 votes, average: 4,43 out of 5)

Terapiacionismo (I)

La inexplicable e incongruente laxitud de la legislación española permite que cualquiera (pagando los impuestos correspondientes) pueda montar un negocio sanitario en el que se practique cualquier cosa que salga de sus fantasías o de otras ya existentes y que, además, ese invento pueda llamarse «terapia» sin mayor impedimento.

Desde «maderoterapia» a «fotonterapia» pasando por «Bailoterapia®» o «apiterapia», el único límite legal en España es la imaginación ya que ni siquiera los colegios oficiales luchan como deberían contra este flagrante intrusismo sanitario (entre otras cosas porque muchos ya apoyan pseudoterapias).

Inventar terapias es gratis

Justo al levantarse por la mañana o antes de ir a dormir, tal vez cuando uno pasea por la calle sin nada más en qué pensar o mientras está sentado con sus quehaceres (ya sabéis a qué me refiero)… no hay momento que no sea apropiado para crear una nueva terapia pseudocientífica. Seguir leyendo

1/52/53/54/55/5 (2 votes, average: 5,00 out of 5)