¿Aumento de pecho mediante hipnosis?

¿Puede la hipnosis, más allá de las evidencias que si existen en otros aspectos de esta técnica psiquiátrica (usada también en psicología y otras ramas de la medicina) basada en la sugestión, influir en un aspecto del cuerpo como puede ser el tamaño del busto, haciendo que crezca?

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-jennifer

Según el informe «La realidad de la cirugía estética en España 2014» de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) de las alrededor de 65.000 operaciones de cirugía estética que tuvieron lugar en España en 2013 el 87,8% tuvieron lugar en mujeres. Y, de estas, alrededor de 16.100 intervenciones fueron de aumento de pecho.

Los motivos para someterse a ella son diversos (como puede ser una reconstrucción tras una mastectomía, o la influencia de estereotipos de la sociedad actual), pero el resultado general si tiene un factor psicológico beneficioso con la mejora de la autoestima del paciente.  El precio de la operación es de miles de euros (hay una amplia horquilla entre 2.500 y 6.000€) y, por desgracia, el intrusismo está presente con supuestos cirujanos que no tienen la preparación necesaria.

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-medidas

El coste de una operación real, el temor a pasar por un quirófano y el interés de muchas personas en este retoque estético han generado un caldo de cultivo propicio para algunos «avispados» que han puesto en liza sus propias «técnicas» con un claro ánimo monetario.

Aumento de pecho ¿«low cost»?¿¿hipnosis??

Una de estas supuestas técnicas sería aplicar la hipnosis para conseguir un aumento del tamaño del pecho. Con un precio por sesión muy barato (las que prometen sin fundamento ayudar a dejar de fumar andan sobre 40 euros) en relación con las operaciones podría ser una alternativa a considerar… o quizás no.

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-hipnotizado

La hipnosis es una técnica de definición algo difusa y con varias corrientes, por lo que indicamos aquí la de la Asociación Americana de Psiquiatría:
«Un estado natural de concentración focal activa y atenta, unido a un estado de relativa desconexión de la atención periférica. Dado que es una característica normal y ampliamente distribuida, y que la entrada en estado hipnótico se produce en forma espontánea, se trata de un fenómeno bastante frecuente.«

Añadimos por su mayor claridad la definición que nos sugieren en un comentario, la de la Sociedad Británica de Psicología:

«El término “hipnosis” designa la interacción que se da entre una persona, el “hipnotizador”, y otra persona o personas, el “sujeto” o “sujetos”. En esta interacción, el hipnotizador intenta influir en la percepción, sentimientos, pensamientos y conductas de los sujetos, pidiéndoles que se concentren en una idea o imagen capaces de evocar los efectos que se pretenden conseguir. Las comunicaciones verbales que el hipnotizador emplea para alcanzar esos efectos se denominan sugestiones. La diferencia entre las sugestiones y cualquier otra clase de instrucciones, radica en que la sugestión implica que las respuestas experimentadas por los sujetos tendrán un carácter involuntario o se experimentarán sin esfuerzo.«

Tiene cierta utilidad psicoterapéutica como coadyuvante de otros tratamientos en algunos casos, pero cuyos posibles efectos no van más allá de lo que lograríamos con un placebo. A su favor frente a este ser un mecanismo de autosugestión con posibilidades más ámplias que los placebos conocidos, y ser capaz de facilitar mayor independencia del paciente.

Por desgracia ese lado difuso y placebario se presta a ser usado por aquellos a los que no les importa inventar una pseudoterapia apelando a lo desconocido, sin presentar pruebas de efectividad ni fundamentos (aunque si tienen claro que el dinero acaba en su bolsillo)

mph-blog-hipnosis-aumento-pecho-before-after

Como herederos aquella publicidad que encontrábamos en los tebeos (con imágenes del «antes» y el «después») prometen centímetros o tallas de crecimiento. Algunos ejemplos este, este, o este otro. Incluso hay circulando por Internet diversos ficheros de sonido con audios que supuestamente propician una sugestión hipnótica que consigue el deseado incremento de talla.

Pruebas de efectividad: ninguna

Tras rastrear la red solo hemos localizado las siguientes referencias como posible «evidencia» de que la hipnosis posibilita un aumento del pecho:
– Peter H.C. Mutke, M.D. (UCLA) Al parecer envió en 1971 un «paper» sobre técnicas mentales para el desarrollo del pecho al departamento de neuropsiquiatría de la Universidad de California (Los Ángeles, EE.UU.) No debió llegar muy lejos porque nunca ha sido publicado y es ilocalizable en la red. No sirve como prueba.

qmph-blog-hipnosis-aumento-busto-economakis

– Williams, J.E. «Research on Stimulation of Breast Growth by Hypnosis.» («Investigación de la estimulación del crecimiento del pecho por hipnosis«), publicado en «Journal of Sex Research,» 1974, 10:316-326. Calamitoso estudio, donde en una primera fase solo se estudian 6 sujetos, y en una segunda a 13 siendo los mismos sujetos su control. No sirve.
– Staib, A.R., y Logan, D.R., «Hypnotic Stimulation of Breast Growth.»Estimulación hipnótica del crecimiento del pecho«), publicado en «The American Journal of Clinical Hypnosis,» 1977, 4:201-208. En un intento de emular el estudio anterior se quedan aún más cortos de sujetos de estudio: tan solo tres. No sirve.

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-sesion
– Willard, Richard. D. «Breast enlargement through visual imagery and hypnosis.»Agrandamiento del pecho mediante imaginería visual e hipnosis«),  publicado en  «The American Journal of Clinical Hypnosis,» 1977, 4:195-200. El Dr. Willard usa 22 sujetos (pocos) de estudio durante 12 semanas (escaso), y (a falta de control) sin siquiera un estudio previo de los sujetos durante un tiempo similar. No es capaz de establecer una relación causal. Recordemos que el cuerpo no es invariable a lo largo del tiempo. No sirve.
– El sr. Roy Beran (neurólogo en un hospital infantil en Inglaterra) presentó en febrero de 1979 un estudio en una conferencia de hipnoterapeutas, afirmando que tras 90 días de hipnosis el volumen del pecho se doblaba. El estudio es ilocalizable, y acrecienta las dudas sobre la veracidad de lo extraordinario presentado por el sr. Beran. No sirve.

La constante en estos estudios es el escaso número de sujetos, la ausencia de un grupo de control riguroso, el bajo (o nulo) rigor metodológico y la imposibilidad de establecer una correlación entre causa y efecto. La ausencia de continuidad en el estudio de la hipnosis para el aumento de pecho deja patente el poco interés que produjeron (a pesar de la importancia de los supuestos efectos que tendría esta técnica) los estudios y sus resultados.

Estas referencias, por cierto, las encontrarán en el mismo orden (y con textos idénticos en en inglés entre ellas) en numerosas páginas favorables a las pseudoaplicaciones de la hipnosis.

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-medidas2

Mención aparte para el libro «Natural Bust Enlargement With Total Mind Power»(1979) del Dr. Donald L. Wilson  que entraría por la puerta grande de esa literatura imaginativa de, por ejemplo, las dietas milagro, con afirmaciones del calibre de «Cómo usar el otro 90% de tu cerebro para incrementar el tamaño de tus pechos«.

Lo que si funciona de la hipnosis.

Pero realmente el poder de la sugestión no llega a donde plantean algunos hipnoterapeutas. En ningún caso elude la voluntad del sujeto que la recibe y tampoco (ni siquiera la autohipnosis) nos va a llevar a transgredir las leyes de la física, o a volver mentalmente al pasado en una supuesta «regresión». Tampoco se puede hipnotizar a animales.

Si bien hay indicios de utilidad de la hipnosis, estos no van más allá de lo que pueda lograr el efecto placebo. Aún así, puede tener utilidad en como apoyo a tratamientos de dolor, etc. En ese sentido si puede ser interesante su estudio.

qmph-blog-hipnosis-aumento-pecho-pepaPero, claramente, podemos afirmar que no hay evidencia alguna que apoye la afirmación de que la hipnosis pueda aumentar el tamaño de los senos.

Para terminar y si tenéis interés en la hipnosis, es muy interesante (y muy recomendable) al respecto de su situación actual esta charla de Antonio Capafons, presidente de la Asociación para el Avance de la Hipnosis Experimental y Aplicada (AAHEA) dentro del ciclo «Escépticos en el pub» de ARP-SAPC:

Este artículo participa en el primer desafío #lunesTetas que surgió hace unos días como excusa (otra más) para hacer divulgación de la ciencia. Puedes acceder al resto de entradas publicadas a través de este hilo: http://naukas.com/2015/01/12/lunestetas-recopilacion-de-todas-las-entradas/

Actualizado 13/01/2015 con la aportación de D. Pedro Velasco, de AAHEA.

Print Friendly, PDF & Email
1/52/53/54/55/5 (No Ratings Yet)
COMENTARIOS
(Atención: Comentar o suscribirse implica aceptar nuestra política de privacidad.)

7 respuestas

  1. avatar Pedro Velasco Alonso 13/01/2015 / 10:28

    Interesante artículo. Efectivamente no hay ninguna evidencia que apoye la afirmación de que la hipnosis pueda aumentar el tamaño de los senos.

    Limitar la eficacia de la hipnosis al efecto placebo creo que es un flaco favor a ambos. Concuerdo con Irving Kirsch que el placebo es una sugestión que requiere del engaño para producir efecto. Sin embargo la hipnosis no necesita del engaño, si no del autoengaño, lo cual aumenta las posibilidades y la independencia de la persona que la pone en práctica. (http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1181)

    Por cierto que la hipnosis no es solo una técnica psiquiátrica, también se ha utilizado y utiliza con probada eficacia en psicología y en otras áreas de la medicina como la obstetricia. En el artículo “Eficacia de la hipnosis clínica: resumen de su evidencia empírica” de M. Elena Mendoza y Antonio Capafons en Papeles del Psicólogo (2009) puede leer un resumen de su eficiencia siguiendo los criterios planteados por Chambless y Hollon (http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/1699.pdf).

    Como muy bien dice, en la hipnosis hay distintas corrientes, por ello quizás es preferible hacer referencia a otras definiciones de la hipnosis más globales, como la que planteó la Sociedad Británica de Psicología en el 2002 (http://www.aahea.net/hipnosis/definiciones-de-hipnosis/).

    Una última cosa, la charla (el vídeo) de “Escépticos en el pub” de la asociación ARP-SAPC que incluye en su artículo está impartida por Antonio Capafons (no Andrés) actual presidente de la Asociación para el Avance de la Hipnosis Experimental y Aplicada (http://www.aahea.net/)

    Un saludo.

    • avatar admin 13/01/2015 / 11:56

      Hola,
      Muy interesante su aportación, que he utilizado para mejorar el artículo (que ya encontrará actualizado)
      Corregido también el error en el nombre (deriva de la mención en la web de ARP-SAPC, será interesante que también se lo comunique a ellos)
      Muchísimas gracias, un saludo.
      Isidoro Martínez

      • avatar Pedro Velasco Alonso 13/01/2015 / 13:29

        Muchas gracias Isidoro, pero he metido la pata en algo importante y rectifico gracias a la conversación con A. Capafons.

        Parece ser que sí existe evidencia del aumento de pecho con hipnosis. La argumentación es que se pude influir por la sugestión en las hormonas y de ahí el aumento de pecho. Se comenta en el siguiente artículo:

        Eysenck, H. J. (1989). Personality, primary and secondary suggestibility, and hypnosis. In Suggestion and Suggestibility (pp. 57-67). Springer Berlin Heidelberg.

        Otro aspecto, también me comenta, es valorar si el aumento es clínica o personalmente significativo o no. Lo más importante, dice Antonio citando a Irving es que con la palabra y la visualizacion (hipnosis) se consiguieran cambios fisiológicos como ese.

        Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.